• Home
  • |
  • Blog
  • |
  • Finanzas
  • |
  • ¿Es una Hipoteca de Tasa Ajustable un Movimiento Inteligente para la Compra de su Casa?

¿Es una Hipoteca de Tasa Ajustable un Movimiento Inteligente para la Compra de su Casa?

Si se encuentra mirando uno de esos gráficos de tasas de hipotecas en línea, una hipoteca de tasa ajustable puede parecer algo bastante tentador, particularmente con esas bajas tasas de interés iniciales. Si bien este tipo de préstamo tiene sus ventajas, no es adecuado para todos. De hecho, una hipoteca de tasa ajustable podría terminar costándole más (mucho más) a largo plazo.

¿Quiere ver si una hipoteca de tasa ajustable es adecuada para sus necesidades? Investiguemos un poco.

¿Qué es una hipoteca de tasa ajustable?

Para comenzar, profundicemos en lo que es una hipoteca de tasa ajustable (ARM) en primer lugar. La mayoría de las hipotecas de EE. UU. son hipotecas de tasa fija, que le ofrecen una tasa de interés única durante todo el plazo del préstamo (generalmente 30 años).

Las hipotecas de tasa ajustable, por otro lado, tienen tasas que pueden cambiar. Así es como Bobby Heytota, director de mercados secundarios para el prestamista en línea Better.com, lo explica: “Las hipotecas de tasa ajustable tienen una tasa fija por varios años y luego se ajustan según una tasa de referencia, con un margen agregado”.

Los ARM generalmente se expresan con dos números, el primer número indica la duración del período fijo y el segundo representa el término ajustable. Por ejemplo, con un ARM de 5/1, tendría una tasa fija durante los primeros cinco años. Después de ese punto, su tasa se ajustaría una vez al año (indicada por el uno) según el índice al que esté vinculado su préstamo.

 “Los ARM suelen tener una tasa inicial más baja en comparación con las hipotecas de tasa fija”, dice Heytota. ¿Pero después de eso? Existe el riesgo de que la tasa aumente, llevándose su pago mensual y los costos generales de la vivienda. La menor divergencia en las tasas de interés puede marcar la diferencia.

Pros y Contras de un ARM

La mayor ventaja de un ARM es que puede obtener una tasa de interés inicial más baja que en los préstamos de tasa fija. En muchos casos, los ARM de 5/1 registran una hipoteca significativamente más baja que la hipoteca promedio de 30 años. A menudo, el diferencial es del 0,75 por ciento o más.

Eso significa pagos mensuales más bajos y menos intereses pagados al comienzo del préstamo. También existe la posibilidad de que su tasa disminuya en el futuro si el índice de referencia está vinculado a caídas. Eso reduciría aún más sus pagos y los costos generales de la vivienda.

Otro beneficio es que puede pagar su saldo más rápido con una tasa de interés más baja. Eso equivale a más capital a la hora de vender.

En el lado negativo, hay mucho riesgo involucrado con los ARM. Lo más notable es que su tasa y pagos podrían aumentar en el futuro, y podría poner una grave presión financiera en su hogar. Los ARM también son bastante complejos, por lo que si usa uno, debe ser muy diligente para conocer las tarifas, los límites de las tasas, las multas y otras características de su préstamo.

Cuándo usar un ARM

Decidir si usar un ARM se trata de comprar el riesgo versus la recompensa. Si solo va a estar en la casa el tiempo suficiente para disfrutar del período de baja tasa, entonces la opción es ideal (Tal vez su trabajo es solo una asignación de dos años o planea mudarse a un lugar más grande cuando tenga hijos en unos pocos años).

Recuerde: no hay forma de predecir el futuro. Los planes cambian o podría ser difícil vender su casa antes de que se ajuste su tarifa. Asegúrese de tener un plan de contingencia en caso de que eso suceda.

Las tasas súper bajas también pueden justificar el riesgo adicional de un ARM. Como dice Heytota, “si la tasa inicial es lo suficientemente baja en comparación con las tasas hipotecarias fijas, lo compensa el riesgo inherente de que su tasa pueda aumentar una vez que comience a ajustarse”.

Finalmente, los ARM pueden ser una buena opción si obtiene ingresos sólidos o espera que sus ganancias aumenten antes de que finalice su período de tasa inicial. Solo querrá asegurarse de presupuestar con anticipación cualquier posible aumento que pueda suceder.

En general, un ARM puede ser una buena idea si:

  • Solo planea ser dueño de la casa por un corto período de tiempo.
  • Tiene los ingresos para cubrir un posible aumento de pagos en el futuro (o espera que sus ingresos aumenten pronto).
  • Las tasas son significativamente más bajas que las de los préstamos a tasa fija y usted está dispuesto a refinanciar antes de que venza su período de tasa baja.

Cuándo no usar un ARM

Un ARM no es una gran opción si planea estar en el hogar a largo plazo, ya que el riesgo de un aumento de la tasa es bastante alto. Si tiene un ingreso fijo, un presupuesto familiar ajustado o simplemente no está seguro de dónde estará financieramente en unos años, tampoco es una apuesta inteligente.

Además, si solo hay una pequeña diferencia en las tasas de interés entre las hipotecas de tasa ajustable y fija, es posible que también desee mantenerse alejado de este plan. Según Heytota, si las tasas ARM son solo 0.25 por ciento o 0.50 por ciento más bajas que una hipoteca de tasa fija, probablemente no valga la pena el riesgo, al menos si planea quedarse en la casa por un tiempo.

En Resumen

Siempre evalúe cuidadosamente sus opciones de hipoteca, y los riesgos que la acompañan. Tenga en cuenta sus objetivos a largo plazo como propietario de una casa, la estabilidad de sus ingresos y el nivel de riesgo que pueden manejar las finanzas de su hogar. Y si aún no está seguro, consulte a un corredor de hipotecas o un oficial de préstamos. Podrán orientarlo en la dirección correcta para su presupuesto.

Artículos Relacionados